ENTRE TÚ Y YO. Sandra Roca para MURCIA ECONOMÍA (Periódico Económico Digital de la Región de Murcia)

 

Todos nos preguntamos si los efectos en el mercado serán los mismos que en la pasada crisis de 2008. La situación actual es debida a factores exógenos al sector inmobiliario, por lo que es muy improbable que nos encontremos en niveles de contracción como los de la anterior recesión.

La velocidad de recuperación dependerá en gran medida de cómo se desescalará el confinamiento, el regreso del turismo internacional y las acciones conjuntas de los bancos centrales.

Pero es evidente que el sistema bancario global se encuentra ahora más saneado que en 2008 y el endeudamiento de los hogares españoles es considerablemente menor. Históricamente, el consumo privado y el sector inmobiliario se han recuperado con relativa velocidad tras pandemias y desastres naturales.

 

Sin duda, será un año difícil para el mercado inmobiliario, pero todo indica que la demanda regresará en búsqueda de activos con precios corregidos e hipotecas con intereses muy bajos. Estaremos en 2020 y no en 2008.

 

Esta crisis también cambiará los criterios de búsqueda de una vivienda, como enumeraba en mi artículo de la semana pasada.  Durante los dos últimos meses, muchas personas han tenido que trabajar desde casa y las empresas empiezan a considerar una mayor flexibilidad.  Desde Inmopolt podemos confirmar una tendencia de traslado desde las grandes urbes a pequeñas ciudades y pueblos de la periferia o zonas rurales, donde por el mismo precio, pueden conseguir espacios más amplios y exteriores.

 

Consideramos que nos recuperaremos de forma gradual y empezaremos a ver un creciente número de transacciones una vez finalizado el confinamiento y una alta demanda de alquileres y sobre todo la especialización del alquiler como antes no se había visto.

 

Feliz jueves queridos lectores y amigos de MurciaEconomía.

Puedes ver el artículo completo en el siguiente enlace https://murciaeconomia.com//art/69834/coronacrisis-2008-vs-2020